¿Qué determina qué tan rápido puede funcionar la CPU?

¿Qué determina qué tan rápido puede funcionar la CPU?

Una CPU se conecta directamente a la placa base de una computadora.

La unidad central de procesamiento en una computadora funciona con casi todos los datos en la máquina con la excepción del procesamiento de gráficos y audio en computadoras con tarjetas de video o sonido.

Como componente central de una computadora, las características internas de la CPU en sí, como la velocidad del reloj, determinan principalmente qué tan rápido puede completar las tareas.

A veces, sin embargo, el procesador tendrá que esperar a que otros componentes se pongan al día, limitando la velocidad de la CPU independientemente de su potencia.

Gracias Xataka por la información!!!

a) Velocidad de reloj

Los fabricantes etiquetan cada CPU con una velocidad de reloj. Este valor mide cuántos ciclos de proceso puede ejecutar el procesador por segundo.

Los procesadores modernos usan mediciones de reloj de gigahercios, donde 1 GHz representa mil millones de ciclos por segundo.

Aunque este número tiene poco significado en términos de medición de la velocidad de las actividades del mundo real, proporciona una línea de base para la comparación.

Entre dos CPU de construcción similar, la que tenga una mayor velocidad de reloj funcionará más rápido.

b) Arquitectura

Los diferentes procesadores tienen una arquitectura diferente: las instrucciones internas que utiliza una CPU para procesar los datos.

En términos generales, los procesadores más nuevos tienen arquitecturas más eficientes que les permiten completar tareas con menos ciclos.

Esto significa que la velocidad del reloj por sí sola no determina la velocidad de la computadora: los procesadores actuales tienen velocidades de reloj similares a las de hace una década, pero funcionan mucho mejor debido a las mejoras en la construcción y la programación.

En general, comparar la velocidad del reloj solo tiene sentido entre los procesadores de la misma generación.

c) Otras partes

No importa la velocidad de un procesador, una CPU no puede procesar datos más rápido que otros componentes de la computadora.

En efecto, cualquier componente lento puede hacer que la CPU esté inactiva esperando nuevos datos.

Esto ocurre a menudo al leer archivos grandes desde un disco duro: las unidades de disco mecánicas funcionan muy lentamente en comparación con los procesadores o la RAM, por lo que la CPU debe esperar mientras la unidad finaliza su proceso de lectura.

d) Núcleos

Incluso una CPU rápida solo puede procesar una sola tarea a la vez.

La aparente “multitarea” en realidad se basa en cambiar entre las tareas muchas veces por segundo, degradando la velocidad de cada tarea.

Los procesadores multi-núcleo alivian este problema.

Al dividir un procesador en varios núcleos separados, cada núcleo puede trabajar en tareas separadas simultáneamente.

Sin embargo, esto solo ayuda a los programas específicamente programados para aprovechar múltiples núcleos o cuando se ejecutan varios programas a la vez.

e) Calor

Cuando un procesador se acerca a una temperatura que dañaría el sistema, se ralentizará automáticamente para evitar fallas.

En el peor de los casos, el procesador apagará la computadora por completo.

Para evitar ralentizaciones y accidentes por el calor, limpia el polvo de una computadora y reemplaza los ventiladores o disipadores de calor rotos.

Y cuando juntas todo esto, un procesador se vuelve entonces en la parte central de una adquisición.

En este punto, uno de los procesadores que bien te pueden apoyar a que tu máquina sea rápida para realizar tus tareas cotidianas, bien puedes pensar en un procesador ryzen 5 que no le pide mucho a un Intel… así las cosas.

Lee más: Cyberpuerta

Canales de YouTube: Proto HW and Tec | UnoCero

  • Prev Post
  • Next Post
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram