Realiza una salida con tus hijos al Museo de Arte Popular en plan turista

Realiza una salida con tus hijos al Museo de Arte Popular en plan turista

En nuestra lista de atracciones de la Ciudad de México para saber a dónde ir con niños bien puedes comenzar con una caminata hacia el Museo de Arte Popular.

Notarás la reacción de tus hijos, o al menos en mi caso dijeron: ¡La primera exhibición en el piso principal fue INCREÍBLE!

El edificio tiene un atrio que se eleva a la parte superior del edificio 4 pisos arriba. En el atrio había una colección de esculturas muy grandes de increíbles criaturas mitológicas con los colores más vibrantes que puedas imaginar.

Nos sorprendió el talento de los artistas y los niños se divirtieron mucho debatiendo cuál de estas fantásticas criaturas era su favorita.

Luego tomamos el ascensor hasta el piso superior y nos dirigimos a través de las exhibiciones hasta el fondo. El museo está repleto de increíble arte mexicano.

Resultado de imagen para Museo de Arte Popular.

A los niños les gustó que la mayor parte del arte fueran esculturas, ya que tienden a encontrar pinturas aburridas.

El arte es tan colorido y creativo que cautivará a toda la familia. Este es uno de los mejores museos para familias en el que hemos estado.

Si viajas a la Ciudad de México con niños, esta es una de las principales actividades de la Ciudad de México.

Les da a tus hijos una gran dosis de cultura, ¡y se divertirán demasiado como para darse cuenta!

Solo vigila a tus hijos, ya que descubrimos que los trabajadores del museo nos observan muy de cerca para asegurarse de que los niños no se acerquen demasiado a ninguna de las exhibiciones.

Después de esta grata experiencia pueden caminar hacia el norte una cuadra hasta el parque gigante de la ciudad Alameda Central.

Resultado de imagen para Alameda Central

Lleno de árboles, obras de arte y bancos de parque, La Alameda Central es un lugar de reunión popular para los lugareños.

En una ciudad tan grande como esta, fue agradable pasar un poco de tiempo entre los árboles altos.

En el extremo este del parque se encuentra el imponente, pero hermoso Palacio de Bellas Artes.

Si has realizado alguna investigación sobre la Ciudad de México, reconocerás este edificio distintivo, con su techo abovedado de color naranja dorado.

Los colores del techo son aún más impresionantes en persona con el calor del sol mexicano iluminándolo.

No entramos ya que no teníamos intención de llevar a los niños a otro museo, así que simplemente caminamos lentamente, disfrutando de la atmósfera y la hermosa arquitectura.

Nótese que dije que caminamos lentamente… eso es lo que hacen los turistas y nosotros estábamos en modo turista.

Cuando eres capitalino y estás en el frenesí de tus actividades, te olvidas de disfrutar y darte la pausa de disfrutar tu alrededor y créeme, al principio fue difícil ir lento para disfrutar pero los niños nos recordaban con frecuencia que íbamos en ese plan.

Se estaba acercando la hora de comer con los niños y ya estaban empezando a volverse un poco locos, así que les dejamos quemar algo de energía haciendo “shows” en algunas de las plataformas elevadas de la zona y nos fuimos entonces a comer en un típico restaurante del Centro Histórico.

  • Prev Post
  • Next Post
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram