Tomar leche descremada y comer sopas… fuentes importantes para tomar líquidos

Tomar leche descremada y comer sopas… fuentes importantes para tomar líquidos

Los expertos generalmente recomiendan beber varios vasos de agua por día para satisfacer tus necesidades de hidratación.

Y además de tomar agua, bien puedes beber líquidos a través de los alimentos y afortunadamente muchos de ellos los consumes con frecuencia, como por ejemplo:

a) Leche descremada

La leche descremada es muy nutritiva y contiene la generosa cantidad de un 91% de agua.

Como ves, la leche descremada está compuesta principalmente de agua y proporciona una cantidad considerable de vitaminas y minerales, incluyendo vitamina A, calcio, riboflavina, vitamina B12, fósforo y potasio

La leche no solo ayuda con la hidratación general, sino que también puede ayudarte a rehidratarte después de un ejercicio extenuante.

Algunos estudios han demostrado que la leche baja en grasa ayuda a las personas a mantenerse hidratadas después de un entrenamiento, en comparación con las bebidas deportivas o el agua ligera.

Esto se debe en parte al contenido de electrolitos y proteínas de la leche, que puede ayudar a reemplazar las pérdidas de fluidos corporales.

Debido a que la leche está ampliamente disponible y es accesible, es fácil de incorporarla a tu dieta.

Resultado de imagen para diferentes tipos de leche

b) El pepino

Los pepinos son otro alimento saludable e hidratante para incluir en tu dieta y con su valioso 95% de contenido de agua, resulta ser también atractivo e hidratante.

Como lo apreciaste, está compuesto casi en su totalidad por agua y también proporciona una pequeña cantidad de algunos nutrientes como vitamina K, potasio y magnesio.

En comparación con otras verduras ricas en agua, los pepinos son uno de los más bajos en calorías.

Solo hay 8 calorías en una porción de media taza (52 gramos) y su contenido de agua los hace muy refrescantes.

Resultado de imagen para pepino preparado

Puedes comer una porción relativamente grande de pepinos sin agregar una cantidad significativa de calorías a tu dieta, lo que es útil para mantener tu peso.

Es fácil incorporar pepinos en tu dieta. Se agregan comúnmente a ensaladas y sándwiches, pero también se pueden incluir en platos cocinados como salteados y sopas.

c) Caldos y sopas

Cuando se preparan los caldos y las sopas generalmente se hacen a base de agua y tienen el potencial de ser muy hidratantes y nutritivos, esto nos lleva a que casi poseen un 92% de agua en su contenido.

Por ejemplo, 1 taza (240 gramos) de caldo de pollo está hecho casi en su totalidad de agua, lo que aporta una cantidad decente a tus necesidades diarias de hidratación.

El consumo regular de alimentos ricos en agua como caldos y sopas también puede promover la pérdida de peso debido a su bajo contenido calórico.

Muchos estudios han encontrado que aquellos que consumen sopa antes del plato principal de una comida comen menos calorías y, por lo tanto, terminan con una menor ingesta diaria de calorías.

De hecho se ha encontrado que si llegas a comer dos porciones de sopas bajas en calorías por día terminarás perdiendo un 50% más de peso a que si consumes la misma cantidad de calorías de los bocadillos.

Puedes aumentar significativamente el contenido nutricional de caldos y sopas agregando muchas verduras como brócoli, zanahorias, cebollas, champiñones y jitomates.

Particularmente a la hora de preparar sopas y caldos, lo ideal es hacerlo con agua ligera y en Bonafont encuentras un aliado que estará más que dispuesto a llevarte agua a domicilio en México DF y en el resto de la República para que puedas guisar y tomar agua cuando así lo prefieras.

  • Prev Post
  • Next Post
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram